DAE, galerias - Miércoles, Abril 22 -

Finalizaron los Trabajos de Verano 2009

Visualiza este contenido con Adobe Flash Player.

Con diversas muestras de agradecimiento por parte de la comunidad de Tomé culminó la iniciativa solidaria organizada por la DAE, que reunió a más de 190 voluntarios de los campus Casona de Las Condes, República, Viña del Mar y Concepción.

Después de una agotadora semana de trabajo, los alumnos regresaron a sus hogares con la satisfacción de haber mejorado las instalaciones de las escuelas de Piscis, Rafael, San Francisco, Quillayes, Burca, Mirador y Chupallar.

Pese al cansancio, la gran mayoría coincidió en calificar esta experiencia como inolvidable. Eduardo Paredes, voluntario de la comunidad de Chupallar, reconoció que “estoy contento por todo lo que hicimos allá y muy satisfecho porque pudimos hacer todo lo que estaba planeado. También fue importante la sensación de que se formó un lazo fuerte con la gente que formó parte del grupo de trabajo”, explicó el estudiante de Química y Farmacia.

Uno de los más contentos con el trabajo realizado por los estudiantes de la UNAB es Julio César Onate, profesor de la Escuela Rafael Ampuero. “Hoy los jóvenes tienen otros intereses. La gran mayoría prefiere dedicar su tiempo libre para satisfacer sus necesidades personales. Por eso me parece tan destacable lo que hicieron los voluntarios de la Universidad Andrés Bello: venir a ayudarnos desde tan lejos, sacrificando parte importante de sus vacaciones”, enfatizó el maestro.

En el momento de la despedida, Oñate les deseo lo mejor a los alumnos de nuestra casa de estudios. “Ojalá que se realicen como personas y que regresen pronto”, dijo emocionado.

Erika Palma también quedó impresionada con el trabajo de nuestros voluntarios. Al ver terminados los juegos de madera, la hija de la dueña del terreno donde está la Escuela Básica de Chupallar afirmó que “lo que hicieron los jóvenes en esta escuela es muy bonito, porque los niños de esta zona no tienen la posibilidad de conocer este tipo de juegos. El único pasatiempo de las niñas y niños de acá era el fútbol”.

Para María Isabel Pacheco, coordinadora general de los Trabajos de Verano 2009, el balance es positivo. “Estamos muy contentos, primero por el interés que mostraron los estudiantes, quienes dedicaron parte importante de sus vacaciones para realizar esta importante labor social. Y segundo, por la amistad y la mística que surgió entre los voluntarios de las tres sedes de nuestra universidad”.

La directora de la DAE Concepción destacó además el compromiso de los alumnos de la nueva sede de la UNAB. “Pese a que aún no conocen físicamente la Universidad y no han tenido un día de clases, se pusieron la camiseta de nuestra casa de estudios y trabajaron intensamente por ella”, enfatizó.

Al llegar a sus lugares de destino, los voluntarios intercambiaron mails y sus números telefónicos, y recordaron con emoción y nostalgia los momentos vividos en los Trabajos de Verano 2009. Todos se fueron a sus casas con la satisfacción de haber sido parte de una enorme tarea, que llevó alegría y esperanza a la gente de Tomé.



Deja un comentario

Comentario